Remanufacturando: la forma DEFINITIVA de Reciclaje

Escribo esto desde mi estudio en Holanda donde estamos en el medio de una sequía. La temperatura ha sido de más de 30 centígrados durante 6 semanas. Es como estar en Dubai, sin el aire acondicionado y despierta el deseo de saber más sobre el cambio climático. Los sitios web de London Times,  NASA y la Oficina Meteorológica del Reino Unido confirman que en la comunidad científica mundial todo el mundo coincide en que el cambio climático es real y el comportamiento humano tiene la culpa. Se está de acuerdo en lo que hay que hacer. Pero obtener un consenso mundial sobre los objetivos para la reducción de las emisiones de carbono ha sido más difícil. Hace poco vi esto en las redes sociales: «Es sólo una pajilla, dijeron 8 millones de personas». Muy aleccionador e indicativo de lo que sucede cuando individualmente renunciamos a la responsabilidad.

Nuestra industria ha marcado una diferencia, pero se puede hacer más. Hay 3 tipos de cartucho de tóner disponibles para los usuarios empresariales: OEM, remanufacturado o compatible. Los OEM promueven sus programas de reciclaje. ¿Promueven los remanufacturadores los beneficios de sostenibilidad suficientemente? ¿Las empresas son conscientes de que los NBCs entran en sus cadenas de suministro con un billete de ida solo? ¿Saben los usuarios empresariales la diferencia entre las 3 categorías? ¿Nuestra industria debería hacer más para promover los beneficios de la remanufactura?

Esto se trata no solo del cambio climático sino también de la sostenibilidad. En una generación habrá 2 mil millones de personas más en el planeta. Esta es una cifra más alta que la población mundial al principios del siglo XX (1,5 mil millones). Es un aumento de 200.000 por día. McKinsey estima que en 2030, 3 mil millones de personas formarán parte de la clase media en términos de hábitos de consumo. «Hasta 2050 necesitaremos 3 veces más recursos que consumimos hoy. Hoy en día, estamos utilizando el 60% de nuestros cosistemas de manera insostenible. La manera en la que producimos, consumimos y vivimos tiene que cambiar» – Janez Potocnik, la Comisaria de Medioambiente de Europa.

«La reutilización, la reparación, la renovación y el reciclaje de materiales y productos existentes significa que lo que eran considerados como residuos, se pueden convertir en un recurso. Todos los recursos deberían ser manejados de manera más eficente a lo largo de su ciclo de vida. «– Acercándose a una economía circular. Es decir, si no empezamos a usar cosas de nuevo, nuestros recursos se van a agotar.

Los programas de reciclaje OEM  tienen mérito: después del consumo, los bienes se remueven de la eliminación del flujo de residuo y regresan a sus materias primas originales para servir como nuevas materias primas en otro proceso de fabricación.

Pero el proceso de reciclaje de nuestra industria también recicla el valor originalmente añadido a la materia prima y hace una contribución económica mucho mayor por unidad de producto que el reciclaje. El valor es recuperado: materias primas, trabajo, recursos de capital, y operaciones de fabricación. El reciclaje destruye ese valor añadido, reduciendo el producto a su valor elemental. Esta es la razón por la que la remanufacturación es la forma definitiva de reciclaje.

Dada la propaganda negativa que los OEMs han usado a lo largo de los años contra los remanufacturadores, es razonable suponer que no crean en el concepto. Sin embargo, en 1981 HP estableció una iniciativa estratégica mundial llamada HP Renew para ofrecer a sus clientes una alternativa a los nuevos productos HP. Esta es la renovación y remanufactura de hardware. Sigue en pie hoy en día y se lo puede encontrar haciendo tan solo clic con el ratón. Es obvio que la negatividad de HP hacia la remanufactura es selectiva. Cuando HP lo hace, está bien. Cuando lo hacemos, no está bien. Un producto siempre se puede reciclar.

Ampliando la vida del producto a través de la remanufactura es la llave para aprovechar los recursos naturales de la tierra. Los OEM lo saben. Lo sabemos nosotros. Pero ¿estamos haciendo lo suficiente para educar a los usuarios empresariales?

0 comentarios

Leave a Comment

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *